Eyaculación Retardada


La eyaculación retardada (también conocida como deterioro de la eyaculación) es un trastorno en el cual se necesita mucho tiempo de estimulación sexual masculina para que el hombre alcance el clímax y libere semen a través del pene (eyaculación). Algunos hombres con eyaculación retardada son incapaces de eyacular por completo.

La eyaculación retardada suele tener un gran componente psicológico.

Los factores psicológicos a menudo actúan como detonantes o agravantes de la eyaculación retardada:

  • Quizá te auto-exiges demasiado o tienes miedo a la intimidad debido a experiencias pasadas negativas, como abusos en la infancia o encuentros sexuales poco satisfactorios.
  • En algunos casos el problema es que te cuesta relajarte y disfrutar de la relación, lo cual puede deberse a que tienes miedo a un embarazo o a que te han inculcado creencias negativas relacionadas con la sexualidad.
  • El estrés también puede jugarte una mala pasada, ya que es uno de los mayores enemigos del placer sexual.
  • Si tomas un rol de espectador ante la relación sexual y te cuesta concentrarte en ella es difícil que logres alcanzar el orgasmo.
  • En otros casos puede existir un conflicto con el deseo sexual, relacionado con el descubrimiento de tu identidad sexual, o quizá se trata de que tu pareja no te atrae lo suficiente.
  • Los problemas en la relación de pareja también pueden agravar este trastorno.
  • Quizá has recibido una educación excesivamente puritana, restrictiva y/o sancionadora respecto a la sexualidad basada en la creencia de que el acto sexual es “malo”.
  • No obstante, muchas veces en la base de la eyaculación retardada se hallan hábitos masturbatorio inadecuados, sobre todo si ejerces mucha presión realizando movimientos muy rápidos, de manera que luego te resultará difícil, cuando no imposible, obtener la estimulación suficiente únicamente con la penetración.

Publicar un comentario

0 Comentarios